Herzog & de Meuron cambian la fisonomía de las ciudades. El mayor estudio haciendo arquitectura experimental en el mundo.

Herzog & de Meuron cambian la fisonomía de las ciudades. El mayor estudio haciendo arquitectura experimental en el mundo.
24 Mar 2013

Jacques Herzog y Pierre de Meuron están en México para hablar con la comunidad arquitectónica y con la comunidad en general de sus proyectos. Particularmente tienen especial afecto por México, donde actualmente desarrollan el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo Barranca en Guadalajara, Jalisco.

Herzog y de Meuron fundaron su estudio en 1978 con sede principal en Basilea, Suiza, aunque tienen también oficinas en Madrid, Hong Kong, Hamburgo, Londres y Nueva York. Gracias a la calidad de su trabajo y a lo vanguardista de sus diseños el despacho ha sido galardonado con numerosos premios incluyendo el premio Pritzker en 2001, considerado como el más prestigioso galardón en el mundo de la arquitectura; así como la Medalla de Oro de la RIBA -Royal Institute of British Architects- y el Praemium Imperiale de Japón, ambos en 2007. En todas estas ocasiones, el jurado ha alabado la pasión y la constante innovación con que los arquitectos emplean materiales y soluciones arquitectónicas, así como la colaboración con artistas y el interés por integrar arte y arquitectura.

Este despacho, el más reconocido haciendo arquitectura experimental en el mundo, se dio a conocer internacionalmente a través de su trabajo en las bodegas Dominus, California; para después ocuparse de diseñar el proyecto de los almacenes de Ricola en Laufen, Suiza en 1987; y la Tate Modern en Londres. Esta última construcción era la antigua central eléctrica de Bankside y cuando fue abierta al público en el año 2000, el espacio se convirtió tanto en un éxito de afluencia como en un nuevo ícono para la ciudad; en 2005, Herzog & de Meuron fueron comisionados por la Tate de nuevo para desarrollar un plan para la expansión de la galería y sus alrededores; este proyecto Tate Modern estará terminado en 2016. Dentro de las soluciones arquitectónicas deportivas, los dos creadores destacan por obras como el estadio St. Jakob en Basilea; el Allianz Arena en Múnich y el Estadio Nacional de Beijing, diseñado para ser el símbolo y sede principal de los Juegos Olímpicos de 2008.

El prestigio del despacho se ha visto incrementado gracias a las propuestas innovadoras para sus soluciones arquitectónicas, las cuales presentan de maneras únicas y muchas veces espectaculares, resolviendo con ellas las cuestiones de espacio y estética que presentaban las diversas construcciones que se les han encomendado a lo largo de su larga trayectoria.

“La arquitectura se queda en el lugar, pero también en la gente. Nos gustan los edificios ricos, sensuales, inspiradores: los que se quedan en la memoria. Nos interesa la arquitectura económica y hecha a medida, precisa: los edificios sastre.” afirman Herzog & De Meuron.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *