HOSTAL LA BUENA VIDA | ARCO Arquitectura Contemporánea

HOSTAL LA BUENA VIDA | ARCO Arquitectura Contemporánea
17 Abr 2013

La colonia Condesa fue una zona residencial de la Ciudad de México que se desarrolló a principios del siglo XX, actualmente, su privilegiada ubicación y el importante crecimiento económico que ha tenido la han puesto en la mira de todos los que visitan la ciudad. Por lo anterior y muchas otras razones se decidió que el Hostal La Buena Vida se localizara en esta zona y se encontró un espacio idóneo en la calle de Mazatlán.

En toda la zona la arquitectura responde a un estilo típico de la época y con el objetivo de sobresalir de esta tendencia, el equipo de ARCO Arquitectura Contemporánea propuso como fachada principal una doble piel —para minimizar el ruido exterior— llena de color y textura que hace que el hostal llame la atención desde cualquier punto de la calle respetando las tolerancias y proporciones de los edificios aledaños.

En la fachada resaltan las atractivas formas geométricas, en una intrépida combinación de varios tonos de magenta o mejor conocido como el famoso rosa mexicano, que se mueven en una alegoría arquitectónica que recuerda las envolturas de los dulces y  se complementa con la serenidad y calidez de la celosía de madera de Ipe.

El hostal se presenta como una atractiva alternativa para el viajero urbano contemporáneo y lo invita a pasar a un espacio que sabe que definitivamente no será como los demás. En el ingreso a nivel de calle se localizan un pequeño lobby donde se ubica la recepción y se sube a los diferentes espacios del hostal distribuidos en dos niveles que son: el área de lavado, cocineta-comedor comunal, espacio lounge con internet, la terraza con lugar para asolearse y las habitaciones.

Las 8 habitaciones compartidas dan un total de 48 camas en acomodo de literas. La capacidad de las recámaras va desde 4 hasta 10 camas. Cada una de ellas tiene su módulo de baño integrado y cada una de las camas cuenta con un locker para que los viajeros estén seguros de que sus pertenencias estarán seguras durante toda su estancia.

El color es un elemento muy importante de todo el proyecto y para los interiores se seleccionó una paleta con 5 diferentes. Los acentos de color, tanto en los muros como en el mobiliario, se combinaron con grandes murales con grecas y calaveras en un estilo sincrónico con todo el concepto y que mantiene la tradición mexicana en uno de sus elementos más representativos. El Hostal la Buena Vida sorprende al visitante con una experiencia completa en una atmósfera que combina la mejor propuesta en su tipo en un contexto que define la Ciudad de México que se vive hoy.

Tipología: 

Comercial


Ubicación:

México D.F.

Fecha de realización:

2011

M2 construcción:

360 m2

Proyecto interior:

ARCO Arquitectura Contemporánea

Arq. José Lew Kirsch

Arq. Bernardo Lew Kirsch


Colaboradores:

Arq. Oscar Sarabia

Arq. Jonathan Herrejón

Arq. Miguel Ocampo

Arq. Yuritza Gonzalez

Arq. Adrian de Lucio

Arq. Nahela Hinojosa

Arq. Gabriela Pineda

Arq. Federico Teista

Arq. Jorge Tapia

Beatriz Canuto

Diseño Gráfico y branding: 

Ernesto Moncada

Renders:

ARCO Arquitectura Contemporánea

Arq. Jonathan Herrejón

Arq. Miguel Ocampo

Fotografías:

Jaime Navarro

Materiales:

madera de ipe, durock, porcelanato, loseta de cerámica, tablaroca, pintura, madera, mosaico


Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *