David Chipperfield | Recorrido Museo Fundación Jumex

David Chipperfield | Recorrido Museo Fundación Jumex
06 Dic 2013

Recorrido por el Museo Fundación Jumex,
Ciudad de México 19 noviembre 2013
Daniel Díaz Vidaurri

Nace entre una zona altamente densa y sobrepoblada un edificio que definitivamente rompe  y contrasta con el entorno urbano; El Museo Fundación Jumex realizado por el Arquitecto Inglés David Chipperfield reciente director artístico  de la 13. Bienal de arquitectura de Venecia en el 2012 denominada –Common Ground – en donde hace una invitación a los participantes y visitantes a replantear los paradigmas de la modernidad, Chipperfield es sin duda un representante de la arquitectura moderna del S.XXI y nos lo hace presente en su primera obra en Latinoamérica.

La invitación de la revista Domus en su edición México, América Central y el Caribe a realizar el recorrido de la obra del arquitecto se da de manera informal y amable, todo empieza por una charla en la cafetería del museo en un nivel ligeramente levantado de la vialidad peatonal pero con una vista amable a los arboles del exterior, el motivo de la Fundación Jumex a realizar la obra no solo es por exponer una colección sino por enaltecer la institución dedicada a la difusión de la cultura y el arte, el edificio refleja la complejidad del programa el cual también está enfocado a la educación y la investigación – Cuando lo diseñamos fue muy difícil de decir que es lo que era- comenta Chipperfield – es un auditorio, es un espacio de exhibición, es una sala de proyecciones y lecturas, es un cine – esto habla de la flexibilidad con la que cuenta cuenta el espacio el cual además es definido como silencioso, elegante, simple y maravilloso.

La forma del edificio es sin duda un elemento representativo que responde al programa de exposiciones en donde el arquitecto tuvo que lidiar con una de las peores formas por resolver, el triángulo, esta figura geométrica es dominante en su perspectiva y la intención fue neutralizar estos ángulos haciendo grandes salones, grandes alturas que rompen con la forma de la planta, algunos podrán comparar la fachada con una fábrica, un estudio, inclusive y de forma irónica como solemos bautizar “chilangamente” a los edificios con la silueta de Bart Simpson, ¿pero la forma sigue a la función? esto es basura según el arquitecto inglés, esto es un mantra que la modernidad repite todo el tiempo, constantemente nos preguntamos ¿Cuál es la función de un baño? ¿Cuál es la función de una sala de estar? ¿Cuál es la función de una sala de juntas, de una cafetería? y porque no preguntarnos ¿Cuál es el propósito? si nos enfocamos en resolver el propósito de los espacios podremos generar mejor arquitectura.

Durante el recorrido percibimos que el último nivel destinado a las exposiciones temporales es un espacio a triple altura bañado con luz natural a través de la cubierta de dientes de sierra orientación norte-sur en la cual por medio de filtros y louvers se ilumina de forma que las piezas se perciben casi sin causar ninguna sombra, el poder llegar a este grado de iluminación en un espacio expositivo es magnífico, pareciera que se está en un lugar abierto, la altura pierde la perspectiva de los ángulos del espacio logrando una interacción de todos los muros del salón, bajando por las escaleras formadas con grandes barandales metálicos e iluminación indirecta, llegamos al segundo nivel un espacio completamente hermético y cerrado hacia el exterior que a diferencia del superior resaltan las aristas del edificio para lucir y contrastar ciertas piezas de la exposición, en este nivel también se encuentra una terraza que se relaciona con el exterior con el fin de tener lecturas, proyecciones de cine o conferencias, un espacio flexible que se presta para cualquier actividad del programa del museo, la planta baja es la relación hacia el exterior una plaza comunica el acceso con grandes puertas de madera y la cafetería es un espacio amable en donde se enmarcan las copas de los árboles. – El primer piso está conectado hacia la ciudad y el último piso con el cielo, hacia los dioses – describe Chipperfield.

Cada vez es más constante la vista de los grandes arquitectos a nuestras ciudades, la intención de abrirse camino en Latinoamérica tomando México como trampolín es fundamental para ellos, ¿Qué estamos haciendo los arquitectos nacionales para generar arquitectura de calidad? Creo que la zona y los edificios vecinos en donde esta plantado el museo es la respuesta más clara.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *